¿Qué jeringa debo elegir para una inyección?

¿Qué jeringa debo elegir para una inyección?

aguja

Dar medicamentos por vía intravenosa es la forma más efectiva de suministrar un medicamento y requiere el uso de jeringas y agujas. Cada jeringa y aguja es un mundo y debemos saber cual necesitamos para cada momento. Las jeringas también se pueden usar para la extracción de sangre o para transfusiones.

¿Qué partes tiene una jeringa?

El émbolo, una parte de plástico que sirve para llenar o vaciar el tubo.

El tubo, donde se encuentra el líquido para insertar.

El conector, un adaptador para la aguja.

La Aguja, que consta de mango, lumen y biselado.

¿Qué jeringa elegir para cada caso?

La jeringa tiene un tubo redondo en el que se encuentra el líquido (medicamento, sangre, suero…) Éste tubo se encuentra calibrado, se puede elegir en función del uso que se le vaya a dar, pueden ser desde 0.5 ml hasta 60 ml. Una jeringa de 1 a 3 ml suele ser suficiente para inyecciones subcutáneas o bajo la piel, o las inyecciones intramusculares o bajo el músculo. Las jeringas de mayor tamaño se suelen usar para inyectar medicamentos vía intravenosa o para irrigar heridas.

¿Qué significa el color de las agujas?

La “G” se identifica con “Gauge”, que se refiere al diámetro interno de la aguja. Se mide comparando el flujo que puede pasar por una aguja de gauge conocido.

Normalmente la rosa de 18 G se usa en emergencias y la gris 27 G para terapias ya que en la rosa al ser más amplia el fludio pasa con mayor rapidez.

agujas

  • GRIS: 27 G
  • NARANJA: 25 G
  • AZUL: 23 G
  • NEGRA: 22 G
  • VERDE: 21 G
  • AMARILLA: 20 G
  • ROSA: 18 G

¿Qué tipo de inyecciones existen?

Existen diferentes tipos: intramuscular, intravenosa, intradérmica y subcutánea.

Las inyecciones intradérmicas y subcutáneas suelen tener un agujero más pequeño y una aguja más corta. Este tipo de inyecciones se suelen usar para insulinas, prueba de PPD y algunas más.

Las inyecciones intravenosas sirven para inyectar el medicamento por via intravenosa, en el interior de la vena, para que las sustancias lleguen directamente a la sangre.

Las inyecciones intramusculares deben llegar al músculo. Requiere de una aguja más larga.

El grosor depende del medicamento que vayamos a inyectar ya que las dosis pueden variar según el diagnóstico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *