¿Qué sabe de una mascarilla FFP2/FFP3?

¿Qué sabe de una mascarilla FFP2/FFP3?

mascarilla ffp2

Algunas nociones:

Las mascarillas de filtro respiratorio son mascarillas de uso único (que cubren la nariz, boca y barbilla) que han sido diseñadas para proteger contra el polvo (partículas sólidas suspendidas en el aire, por ejemplo: polvo de madera, harina, amianto, algodón), el humo (partículas finas suspendidas en el aire) y los aerosoles (gotitas finas producidas durante las operaciones de pulverización).

La norma EN149 es la norma europea que especifica las características mínimas y los métodos de pruebas de estas mascarillas de filtro usadas ​​como protección respiratoria contra las partículas. Los requisitos de esta norma abarcan los siguientes aspectos:

  • resistencia a los golpes,
  • resistencia a los productos de limpieza y desinfectantes,
  • resistencia a la llama,
  • resistencia respiratoria.

La versión 2001 de la norma EN149 define 3 clases de eficacia para estas mascarillas de acuerdo con el valor máximo de la penetración hacia el interior:

Ajuste:

  1. Las mascarillas deben sujetarse por la palma de la mano en su parte exterior para poder pegar la coquilla en la cara (boca, nariz, mentón).
  2. Con la otra mano, se debe pasar los dos elásticos detrás de la cabeza hasta el cuello.
  3. Mientras se sujeta la coquilla cuidadosamente, y siempre con la otra mano se ajusta el elástico inferior al cuello y el elástico superior debe situarse en la parte del cráneo donde ambas manos estén situadas una frente a la otra, formando un ángulo de 45º con respecto al elástico inferior.
  4. La mascarilla está lista para usar.

notice

Mantenimiento:

PBM recomienda un uso único de  mascarillas FFP2 y FFP3, ya que estos son dispositivos de “uso muy limitado” y deben desecharse cuando la respiración se vuelve difícil, que no exceda de un período de uso intermitente de una semana como máximo (por razones de higiene). Para su uso en ambientes con polvo controlado tóxicos (amianto, sílice, plomo, o con riesgo de legionela) las mascarillas no deben ser reutilizadas; deben desecharse después de cada intervención para evitar el riesgo de re-contaminación y cumplir con los requisitos reglamentarios, por lo que serán de uso único.

Las mascarillas FFP2 y FFP3 no requieren mantenimiento. El sellado facial se puede limpiar con un paño o un pañuelo de uso único si es necesario. El tratamiento de las mascarillas contaminadas y desechadas debe ser acorde con la legislación vigente en el país de uso. La letra “D” que aparece después de ciertos modelos de mascarillas indica que estas mascarillas han pasado la prueba de retención de dolomita y así se pueden usar más de 8 horas en atmósfera contaminada.

Precauciones:

Antes de cada uso, comprobar la integridad del dispositivo y sus componentes: pieza facial, válvula espiratoria… Si está dañada no debe usarse. Un control del ajuste debe realizarse:

  • Ponga la mascarilla,
  • Tapar la superficie del filtro con las manos o una película de plástico,
  • Inhalar lentamente,
  • Si la mascarilla está bien ajustada, debe tener tendencia a aplastarse y debe ser imposible continuar de inhalar.

El uso indebido de la mascarilla o el incumplimiento de las instrucciones de uso puede provocar una exposición a agentes contaminantes atmosféricos y causar un grave daño a la salud.

Nota: Las barbas o accesorios decorativos (piercing, etc.) pueden impedir una estanqueidad satisfactoria entre la cara y el sello facial de la mascarilla, por lo que no se puede utilizar.

Recordatorio:

  • El usuario debe estar familiarizado con el uso de estas mascarillas antes de usarlas.
  • Estos productos no protegen su portador de gases, vapores o atmósferas que contengan menos de 19.5% de oxígeno.
  • La mascarilla debe ser desechada y sustituida si está dañada o si la respiración se vuelve difícil.
  • La mascarilla no debe someterse a cualquier cambio por pequeño que sea.
  • No utilizar las mascarillas de filtrado en espacios confinados o en áreas que pueden tener una acumulación de gases o vapores peligrosos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *