¿Conoce las normas que afectan a la protección de las manos?

¿Conoce las normas que afectan a la protección de las manos?

Normas

 

Todos los equipos de protección individual (EPI) están sujetos a las normas europeas.

Estos EPI deben cumplir con los requisitos esenciales impuestos por las directivas europeas y definidas por las normas (EN). Si el marcado CE permite que los productos se muevan libremente en toda la UE, éstos deben poseer un expediente técnico, una declaración de conformidad y deben acompañarse de un manual escrito en el idioma del país en el que se utilizan.

Entre todos los EPI de higiene desechables o de uso único (gorros, mascarillas, delantales, etc.) sólo los guantes deben seguir con los requisitos normativos, los demás equipos se consideran tan simple como ropa de trabajo.

En las líneas de producción, el uso de tecnologías avanzadas y el uso de controles estrictos en todas las etapas de la fabricación de guantes garantizan la fiabilidad y la seguridad. Más allá de las normas, los fabricantes están trabajando en un espíritu de máxima calidad para satisfacer mejor las demandas de sus clientes.

Normas y directrices para los guantes y los EPI:

  • Directiva 89/686 / CEE: relativa a los equipos de protección individual y marcado CE.
  • Reglamento 1935/2004 / CEE: relativo a los materiales y objetos en contacto con productos alimenticios.
  • EN 420: Guantes de protección – Requisitos generales y métodos de ensayo.
  • EN 374- 1: Guantes de protección contra productos químicos y microorganismos, Parte 1 – Terminología y requisitos de rendimiento.
  • EN 374-2: Guantes de protección contra productos químicos y microorganismos, Parte 2 – Determinación de la resistencia a la penetración.
  • EN 374-3: Guantes de protección contra productos químicos y microorganismos, Parte 3 – Determinación de la resistencia a la permeación a los productos químicos.

Además, la Directiva 89/656/CEE se refiere a las disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización de equipos de protección individual: la obligación del empleador, selección de equipos, normas generales de uso y la información para los usuarios.

El proceso de fabricación del guante incluye una operación de cloración suave (efecto rugoso) para eliminar el polvo y proporcionando de este modo:

  • Un “agarre” más fuerte y regular para prensión táctil óptima y especialmente para los pequeños artículos y objetos con superficies lisas.
  • Una vida más larga con la tecnología que asegure el mínimo daño a la superficie del guante.
  • Una mejor conservación del medio ambiente.
  • Un color más uniforme en todo el guante.

A propósito de la norma EN 374-2 (Resistencia a la penetración del aire y del agua)

Esta norma describe los requisitos de la resistencia de los guantes a prueba de la penetración de aire y agua. Se especifica que 4 ejemplares de guantes deben ser probados para cada tamaño con un total de 20 guantes. La superficie del guante que dista de 4 cm con el bordillo de la manga no está sujeta a la prueba. La prueba comienza por una inspección visual de toda la superficie del guante. Si las 3 pruebas (visuales, aire, agua) son satisfactorias, el guante es declarado conforme.

La EN 374 -2 considera que un guante conforme con esta prueba (EN 374-2) es una barrera efectiva contra los riesgos microbiológicos (microorganismos), excepto los virus. Además, la protección contra los riesgos microbiológicos no será válida si el AQL (Acceptable Quality Level, nivel de calidad aceptable) es inferior a 1,5 (nivel de control G1 de la norma ISO 2859).

Este AQL está controlado por el servicio de calidad del fabricante, lo que deja cierta libertad al fabricante para declarar estas afirmaciones. El número de muestras del ensayo y el número tolerable de guantes defectuosos se definen en las tablas de IS0 2859.

Un AQL de 1,5, por ejemplo, significa que al final de la producción, para un lote de 10.000 guantes producidos, se toma una muestra de 200 guantes para controlar y que para esta muestra de 200 guantes, la tolerancia es de 7 guantes defectuosos como máximo.

Principio del test

Fuga de aire

Un guante se sumerge en agua y luego se infla con aire a presiones proporcionales al espesor del guante definidas en la norma EN 374 – 2. La presión se debe alcanzar en 2 minutos y la duración de la prueba (presencia o no de burbujas) no debe ser superior a 30 segundos. Si no aparecen burbujas el guante es conforme.

Fuga de agua

El guante se llena de agua (aproximadamente 1 litro a temperatura ambiente), se examina inmediatamente para detectar posibles fugas. Si no se detectan fugas, una segunda inspección se lleva a cabo después de 2 minutos. Si las gotas aparecen en la superficie del guante, el guante no es conforme.

Observación

Los niveles de rendimiento se basan en los resultados de pruebas de laboratorio, que no siempre reflejan las condiciones reales de uso. En los lugares de trabajo, otros factores tales como la temperatura, la abrasión, la degradación, los productos manipulados, influyen en el comportamiento del guante. Nada sustituirá a las pruebas de campo para determinar la resistencia del guante y su idoneidad para las tareas previstas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *