Envases desechables y microondas: no todos valen.

Envases desechables y microondas: no todos valen.

Envases desechables y el microondas

Los envases desechables o de plástico, son recipientes que se usan comúnmente para almanezar y conservar alimentos, en nevera o en congelador. Pero ha de fijarse antes de usar este tipo de productos que son aptos para alimentos. En la base del envase desechable debe aparecer un simbolo de un tenedor y una copa. En caso de que se tuvieran que descongelar o calentar en microondas tambíen deben fijarse en que el envase desechable sea apto para el mismo (aparecerán unas rayas en zigzag).

Los envases desechables se usan comúnmente en cocinas de casa o en restaurantes para las comidas para llevar, ya sea a oficina, a casa o a la escuela. Su uso ha crecido mucho en los últimos años y se plantea si es peligroso descongelar o calentar comida en estos envases o si todos valen para las mimas funciones debido a la posibles migración de sustancias químicas a la comida.

Este hecho puede darse por parámetros como el origen del alimento, el tiempo que está en contacto, la temperatura a la que se somete… En recientes estudios se afirma que no existe riesgo si se siguen las instrucciones de los fabricantes en cuanto a la potencia y el tiempo de cocción.

Tipos de plástico para uso alimentario

  • PET o PETE (polietileno tereftalato): es uno de los plásticos que más se usa para envases de alimentos.
  • HDPE (polietileno de alta densidad): se usa sobre todo en envases de leche, zumos, yogur o agua.
  • LDPE (polietileno de baja densidad): este plástico es fuerte y se emplea para la fabricación de botellas.
  • PP (polipropileno): este tipo de plástico permite almacenar alimentos calientes.
  • PS (poliestireno): se utiliza sobre todo para la fabricación de platos y vasos y bandejas para carne.

¿Cómo usar envases desechables de forma segura?

Trás comprobar si son de uso alimentario o no, deberán tenerse en cuenta otros aspectos como que estén en buen estado y no presenten cortes que puedan suponer un riesgo. Siempre se deben leer las instrucciones de uso, en las que aparecerán las condiciones recomendadas de temperatura y tiempo.

Se deben lavar bien cada vez que se utilizan, para evitar que se acumulen malos olores y manchas.

Es preferible no calentar con la tapa del envase, ya que en la mayoria de los casos no soportan altas temperaturas.

En caso de no haber instrucciones se recomienda aplicar más tiempo de micrroondas pero a baja potencia. Por ejemplo,  “650 W durante dos minutos” antes que hacerlo a “1.270 W durante 50 segundos”.

Si le interesó esto quizás le interese…

Guía de envase desechable ecológico – Uso Único Profesional

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *